7 pasos para evitar la falta de energía

Publicado el 16-01-2019
Alimentación consciente
falta de energía

Sentirse aletargado con falta de energía, sin ánimo, sin fuerzas, somnoliento es a esta altura casi parte de nuestro ADN, es que la forma de vida que llevamos es sin dudas desgastante.


Corremos todo el día, viajamos largas distancias al trabajo, estamos expuestos a contaminación, los alimentos procesados que consumimos aumentan la alcalinidad de nuestro cuerpo…

Los problemas en el trabajo, sociales, familiares, políticos, de salud… todos derivan en una gran carga de estrés.

La falta de tiempo para el ocio, ¡es importante desenchufarse!... a propósito, las horas conectados al celular, televisor, juegos electrónicos…

Sumemos que comemos mal… no solo los alimentos tienen peor calidad, llevamos encima un montón de “alimentos” chatarras, enumeremos:

Hamburguesas – papas fritas – completos – galletas – queques – pasteles - harinas – golosinas – chocolates – bebidas – postres – alcohol y sigue…

 

¡Ya! Es tiempo de tomar las riendas de esa falta de energía y ponerte en acción para recuperarla.


Paso número 1 – come porciones pequeñas de mejor calidad

Mucha gente piensa que para comer bien hay que gastar demasiado. Y esto es real hasta cierto punto, ya que el tamaño de las porciones hace que un solo buen bistec desgrasado del tamaño de nuestra palma no nos resulte suficiente y preferimos tres trozos de una carne de menor calidad y en ese caso probablemente estés gastando lo mismo.

Los tamaños de las porciones son muy importantes, porque al excedernos obligamos a nuestro organismo a trabajar más de la cuenta y destinar energía hacia la digestión de esos alimentos.

Por ejemplo, a la hora del almuerzo te comes una hamburguesa y al paso de unos minutos de sientes aletargado, sin embargo, si comes una enorme ensalada con una porción de pechuga a la plancha te aseguro te sentirás bien para continuar el día. En la noche come un plato de fideos una ración correcta es entre 70 -100 gr por persona, acá puedes ver más datos de raciones correctas.

Achicar la porción y conseguir mayor calidad es la primera propuesta para recuperar tu energía.

Paso número 2 – ejercicio

Suena un poco extraño a “recargar energía gastándola” pero es así, el ejercicio nos ayuda a secretar endorfinas, hormonas responsables de que nos sintamos alegres, contentos y reduce de esa forma la sensación de ansiedad y estrés.

Por eso el hacer ejercicio de manera constante, ayudará a que tus niveles de “hormona de la felicidad” estén siempre bien arriba.

Paso número 3 – dormir

Entre 7 y 8 horas diarias necesita una persona adulta de sueño. Si estás durmiendo menos es una mala idea. Muchas personas dicen que necesitan tener un tiempo para relajarse, desenchufarse y lo traducen en ver un rato de televisión o tomarse un café… ¡si justo un café! Antes de ir a dormir.

Alto ahí, necesitas descansar. No mires el celular después de la cena y hasta el otro día, si se que es difícil, pero no necesita tu cerebro esa estimulación, necesita llegar a la cama relajado, listo para aprovechar cada minuto de descanso. No te pedimos milagros, pero trata de cumplir horarios, recuerda que la noche se hizo para dormir y el cuerpo necesita esa oscuridad.

Paso número 4 – Orden

Aunque no lo creas el orden es algo muy importante, algunos estudios incluso proponen que el tener una vida ordenada, agenda ordenada, casa ordenada reducen el estrés. Nada más estresante que ¡perder las llaves! O olvidar una cita y recordarla 15 minutos antes. O ir al super y olvidarte algo.

Esto también se aplica a las horas de la comida, partamos de este nunca, NUNCA DEJES DE TOMAR DESAYUNO… nunca, es el primer combustible que recibe tu cerebro en el día después de largas horas de ayuno. Después siempre una colación (ideal fruta) almuerzo, once y cena.  Ten horarios para cada uno de ellos y cúmplelos.

Paso número 5 – Elije bien tus alimentos

Hay alimentos que te ayudan a elevar tu nivel de energía. Algunos son más instantáneos, como puede ser una barrita de cereales en el momento de la colación. Otros te ayudarán de manera continua.

Siempre aliméntate lo más sano y orgánico posible. Pero suma a tu dieta estos alimentos que aumentarán tu energía:

  • Frutos secos y semillas
  • Plátano, frutos rojos y cítricos.
  • Verduras como espinaca, repollo, brócoli y las de hojas verdes.
  • Avena y legumbres.
  • Chocolate amargo.
  • Evita el azúcar (ojo que el endulzante no es mucho mejor), alcohol y la cafeína.

Paso número 6 – Agua

¡Toma mucha agua! Clave para tener energía es que nuestro cuerpo elimine toxinas y funcione con normalidad. No nos damos cuenta lo importante que es el agua pura, sin nada y su aporte para “arrastrar” fuera de nuestro organismo todas aquellas cosas que hemos incorporado a través de la alimentación,tomar antioxidantes es sumamente importante, para devolver a nuestro cuerpo el equilibrio alcalino pero el agua es clave en esta desintoxicación.

No por nada todas las dietas antioxidantes generalmente incluyen muchos batidos.

Paso 7 – Ayúdate y suplementa tu vida

Realmente desconocemos el poder que puede tener sobre nuestro estilo de vida una buena alimentación, cómo es capaz de cambiar como nos sentimos y vemos, tenemos poca fuerza de voluntad, pero acá es donde toda ayuda viene bien.

Es el caso de suplementos, como los SuperAlimentos, que son simplemente frutos que tienen características extraordinarias y que poco conocemos.

Por ejemplo, la Frambuesa, es un fruto que puede ayudar a equilibrar los niveles de azúcar en sangre, tiene propiedades termogénicas, es decir que ayuda a quemar la grasa corporal más rápidamente. Pero según un estudio realizado por la Universidad Autónoma de la Ciudad de Hidalgo es un gran “ansiolítico natural” tanto así que se ha probado en estudios para controlar la ansiedad en quienes dejan de fumar.

Otros suplementos como el Maqui que tienen grandes poderes antioxidantes y que nos ayudan a combatir los radicales libres en el cuerpo, desintoxicando nuestro organismo.

Suplementos como la Spirulina aportan directamente más energía porque tiene una alta cantidad de vitaminas y aminoácidos como el triptófano que ayuda a equilibrar el sistema nervioso central.

 

Acá tienes 7 pasos para comenzar a cambiar tu vida, el siguiente lo das tú ¡Actívate y ponte en movimiento! Aplica estos prácticos y nada difíciles consejos. ¡Adelante!

Recomendados

Comentarios Anteriores

Ésta nota no tiene comentarios aún.


¡Sé el primero!

Escríbe un comentario

Valora este articulo